lunes, 8 de junio de 2015

Criminología y Criminalística: La labor de un criminólogo

Introducción.

Como ya he comentado alguna vez, la primera reacción de la mayoría de la gente cuando les comunicaba que estudiaba Criminología era: “Anda, como el CSI”. Claro, que si encima el interlocutor es un adolescente o similar, lo anterior viene acompañado de un “que guay ¿no?”
Al igual que en la década de los 70 se pusieron de moda en la TV las series policíacas (Kojak, Starsky & Hutch, Los hombres de Harrelson...), donde primaba la acción; las de ahora se dedican más a las técnicas forenses encaminadas a la obtención de pruebas de cara a esclarecer un delito: la Criminalística.

Ésta última es la imagen que se tiene de la Criminología. Sn embargo, en el temario del Grado de Crimionología, estas materias apenas llegan al 5% del temario. Cabe preguntarse entonces ¿Qués es la Criminología?

¿Y qué es la Criminología?

La Criminología es la ciencia encargada del estudio de los comportamientos delictivos y desviados y de la reacción social frente a ellos. Esta definición requiere un análisis más profundo.

Comportamiento delictivo es aquél comportamiento castigado por la Ley, debido principalmente al rechazo social que genera. El castigo o sanción suele recaer en el infractor. Por comportamiento desviado se entiende aquél que es marginal dentro de la sociedad. Por marginal debe entenderse la escasa implantación en esa sociedad, lo cual no necesariamente tiene por qué conllevar connotaciones negativas. En un sentido más amplio se pueden incluir los diversos conflictos entre las personas.

Ambos conceptos varían de unas sociedades a otras dependiendo de épocas o lugares. Por ejemplo, el consumo de alcohol es ampliamente rechazado en algunos países de Oriente Medio; mientras que en Europa es ampliamente aceptado. De igual modo, la misma Europa donde actualmente existe tolerancia religiosa fue hace cuatro siglos escenario de varias guerras sustentadas en la intolerancia hacia las prácticas religiosas ajenas.

El objeto de estudio.

Puede pensarse que la Criminología se centra únicamente en la acción desviada o delictiva. Nada más alejado de la realidad pues, como se desprende de la anterior definición, el estudio de tales comportamientos conlleva no sólo la acción presente; sino también lo ocurrido anterior y posteriormente y que está ligado a esa acción.

Es por ello que, en cuanto al pasado, la Criminología indaga en las causas de las conductas problemáticas con el objeto, entre otras cosas, de su PREVENCIÓN.

Estudiar el presente permite anticipar el futuro; pero también permite tratar las conductas para que los individuos que las practican se integren en la sociedad que les rodea. Una faceta de este presente incluye también la investigación dirigida a resolver la autoría de un delito: la CRIMINALÍSTICA.

En el estudio del post-delito se ha mencionado ya la reacción social. Varios son las facetas de ésta última. Por un lado, la de las personas sobre las que recae la acción: las víctimas, objeto de la VICTIMOLOGÍA. Por otra, la del resto de la sociedad. Esto se traduce en medidas por parte de los gobernantes que conforman la POLÍTICA CRIMINAL. Dichas medidas pueden llevar unos castigos de los que se encarga la PENOLOGÍA y que son objeto de estudio específico por parte de las CIENCIAS PENITENCIARIAS. Aunque también pueden establecerse otros medios de resolución de conflictos en los que entra la JUSTICIA RESTAURATIVA, donde la mediación entre las partes en conflicto es herramienta clave.

Y en todo momento teniendo en cuenta la REHABILITACIÓN del individuo dentro de la sociedad para el mejor desarrollo de ésta.

Los pilares de la Criminología.

El objeto de estudio de la Criminología muestra los conocimientos de los que ha de disponer un criminólogo. Repasemos los elementos que componen el primero.

De un lado están el individuo que comete una acción y la víctima sobre la que esa acción recae, cuyo comportamiento es materia de la PSICOLOGÍA.

De otro lado se examina a la sociedad que reacciona ante el comportamiento y los mecanismos de su funcionamiento, de lo cual se encarga la SOCIOLOGÍA.

Por último, están las normas que regulan las normas sociales y la interacción entre individuo y sociedad, que componen el DERECHO.

Estas tres disciplinas componen el trípode de la Criminología y el grueso de los conocimientos de un criminólogos. El currículo académico se completa con otras materias complementarias como Medicina, tecnologías varias, Política... que apenas cubren un 10% (si llega) del temario.

Y entonces ¿qué hace un criminólogo?

Como se deduce de lo que se viene comentando hasta ahora, la importancia del criminólogo en la sociedad es muy grande por la capacidad de intervención que le pueden proporcionar sus conocimientos profesionales. Cabe distinguir dos ámbitos de actuación. El contenido de estos campos puede variar según la legislación de cada país, e incluso ambos campos pueden solaparse.
 

Desde el ámbito público, el criminólogo puede dedicarse a la investigación criminal (el fenómeno del delito) o criminalística (determinar la autoría y circunstancias de un delito en concreto). También sepuede deicarse a la asesoría a instituciones públicas, a la intervención en programas públicos de prevención y tratamiento de la delincuencia, con especial atención a las instituciones penitenciarias y servicios sociales.

Desde el ámbito privado, el principal campo de actuación del criminólogo español ha sido la Investigación Privada. Recientemente se está ampliando su empleo en la Seguridad Privada y en los procesos de mediación. No obstante, los conocimientos criminológicos pueden ser empleados en la educación de la infancia y la juventud o en las tareas inherentes a los recursos humanos y la evaluación de riesgos dentro de las empresas. Por último, cabe recordar la opción del periodismo especializado.

Conclusión.

La Criminología es una ciencia multidisciplinar desconocida en la sociedad, debido a la imagen dada en los medios de comunicación. Sin embargo, es una ciencia cuyos profesionales tienen que aportar mucho en la sociedad.

Los conocimientos propios de los criminólogos son tan extensos que permiten a estos profesionales ejercer en una gran variedad de cometidos, tanto en el ámbito público como en el privado.

Sin embargo, la Criminología es una ciencia que en España apenas se conoce debido a varias décadas de abandono. Todo ello a pesar de que en su momento España fue un país que en esa materia iba con los tiempos. Ponerse al día y darle la relevancia que se merece es labor en la que tenemos que aplicarnos los criminólogos.

Ésa es la razón de este blog.




4 comentarios:

  1. Ánimo con el blog! La gente debe saber lo necesaria que es la Criminología ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Paty! Esa es la intención y en ese empeño estamos.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por el Blog, ánimo que lo haces genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los ánimos. En breve llegará una nueva entrada.

      Eliminar